lunes, 29 de agosto de 2011

LA INCREIBLE PERO CIERTA HISTORIA DE CULOQUEMADO (VI)


Aquí estoy. 
Por fin he vuelto. 
¡YEAH!
Tras unas vacaciones Offline en el pueblo os traigo el sexto capítulo de nuestro querido niño de trasero llameante. Espero que os guste.

LA INCREIBLE PERO CIERTA HISTORIA DE CULOQUEMADO (VI)

El reflejo que producían las farolas en el escaparate mostraba una estampa cuanto menos peculiar: doce sin techos de distintas edades y estilos, con sus mandíbulas descolgadas y sus ojos abiertos de par en par, miraban atónitos y pestañeando al unísono a dicho escaparate. Mientras tanto, una adolescente que se deduce que era también otra indigente*, gritaba y señalaba hacia el cristal de la tienda. De lejos y muy pero que muy borroso, otro niño con pinta de pobretón salía reflejado en medio de la oscuridad, observando la escena, callado e impasible.
–¿Veis? Lo llevan echando todo el día, una y otra vez. ¡No se habla de otra cosa en toda La Ciudad! –gritaba histérica la hermana de Culoquemado. Y era bastante comprensible su estado de histerismo ya que la tontería de la noticia le había frustrado al menos tres ligues durante la jornada.
El escaparate que todos miraban con incredulidad protegía la mercancía perteneciente a la ya cerrada tienda de Tom. La tienda de Tom (también conocida como ‘’El local de Tomasito’’) era un popular establecimiento que se dedicaba a la venta de uno de los aparatos más raros y estrambóticos que la Ciudad había visto: Los Cuadrados-Mágicos-Que-Emiten-Imágenes-A-Distancia, o más popularmente conocidos como magiavisiones. Las magiavisiones habían sido inventadas años atrás por los más reputados magos y taumaturgos que La Ciudad poseía, todos ellos pertenecientes a la Academia de Maná, Magia, Artes Oscuras y Deportes. Conviene señalar que dicho invento vio la luz gracias al afán competitivo de los habitantes de La Ciudad: ¿Que otras ciudades mucho más tecnológicas crean por medio de dicha tecnología unos aparatos de transmisión de imagen y sonido llamados televisiones? La Ciudad y los magos que la habitan ni por asomo se quedarán atrás. Y, pese a compartir prácticamente todos los principios funcionales con sus primas hermanas televisiones, los Cuadrados-Mágicos-Que-Emiten-Imágenes-A-Distancia tenían cierto riesgo de producir explosiones-verdes-dimensionales. Más emoción.
El escaparate de la tienda de Tom mostraba decenas de estos aparatos mágicos. Todos ellos emitían un montón de ‘’tertulias’’ y ‘’noticiarios’’ (o así empezaron a  ser llamados algunos espacios magiavisivos**) y todos y cada uno de dichos programas únicamente hablaban de un tema: El nuevo héroe de La Ciudad. Imágenes de lo sucedido captadas por magos o civiles no-mágicos con acceso a cámaras-de-magia pasaban una y otra vez.
–Esto no tiene ningún sentido –comenzó la señora Kletcher–. ¿Cómo es posible que un chiquillo pueda hacer ese tipo de cosas?
–¿A qué tipo de cosas te refieres? –el señor Kletcher, su marido, tenía ciertos problemas de atención, pero no por ello dejaba de ser una bellísima persona.
–¡Cacatúa! –Intervino seriamente el loco pedigüeño Pitt.
–<<¿A qué tipo de cosas te refieres?>>, <<¿A qué tipo de cosas te refieres?>> ¡Volar con el trasero! a ese tipo de cosas me refiero, mentecato ¡Estate más atento!
–A mí, cuando era joven, se me incendiaba el culo a menudo –aseguró el loco pedigüeño Harry–. Que tiempos aquellos... 
–¡Lagartija! –Pitt corroboraba su historia.
–Y en ocasiones también volaba. Pero claro, tuve que envejecer... ¡Maldita sociedad! ¡Si no fuera por la sociedad aún seguiría joven! ¡Si no fuera por la sociedad aún seguiría expulsando llamas por mis glúteos! ¡Maldita sociedaaaad! –Harry comenzó a llorar.
–Por Dios, Harry, cállate de una vez –La señora Kletcher había visto este tipo de escenas miles de veces pero seguía sin acostumbrarse. El loco pedigüeño Pitt  le lanzó una mirada de inquina pura mientras consolaba a su desolado amigo.
Los padres de Culoquemado, ignorando a los presentes, giraron la cabeza y buscaron a su hijo con la mirada. Una vez que su madre localizó a Culoquemado entre las sombras mirando fijamente al suelo sin inmutarse, comenzó:
–Esto tiene que tener una explicación... Casi no se le veía la cara al niño ese en las imágenes. No tiene porqué ser nuestro pequeño. No tiene porqué...
–¿A que no eras tú, cariño? –intervino su marido.
–Claro que era él, si se ve que llevaba la misma ropa de siempre –Puntualizó la señora Kletcher.
–¿A caso mi marido hablaba con usted, señora?
–¡Rinoceronte!
–¡A mí tu no me hablas así!
–¡Le hablaré como me de la gana!
–Cariño, tranquilízate...
–¿Qué me tranquilice? ¿Qué me tranquilice? Están insinuando por los aparatos estos que nuestro pequeño es un bicho raro para que luego vaya esta señora y encima diga que mi niño siempre va con la misma ropa ¿Y yo me tengo que tranquilizar?
–Perdona pero lo del bicho raro lo has dicho tú.
–¡Me la cargo!
–¡Que ataque más gratuito!
–¡¡Maldita sociedaaaaaad!!
–¡Tranquilízate, amor mío, por lo que más quieras!
–¿Alguién ha dicho algo de unas peras?
–¡Tu no te metas, Mentecato!
Estas discusiones eran normales entre la señora Kletcher y la madre de Culoquemado. Eran dos mujeres bastante prepotentes e histéricas pero en el fondo se querían un montón.
Mientras la pelea continuaba, los tres locos pedigüeños seguían a lo suyo: Pitt consolaba a Harry mientras que el señor E, el loco restante, seguía imitando a una estatua como a él le gustaba. La hermana de Culoquemado, que ya se había recuperado un poco del shock, estaba enviandole algún mensaje a su amiga Jenny. Por otro lado Chuck y sus padres, que eran gente muy pacífica, se mantuvieron totalmente al margen.
Culoquemado no sabía que decir. Quería intervenir para parar aquella disputa sin sentido, pero no estaba seguro de que su familia encajase muy bien su situación. De hecho no estaba seguro practicamente de nada de lo ocurrido durante el día.
–¿En serio puedes volar? ¡Qué pasada! –Chuck, estaba junto a él.
–Eso parece. Sin olvidar que se me incendia el culo.
Comenzaron a reirse.
–¿Pero te duele?
–Pues si te digo la verdad es un calorcillo bastante relajante.
–Entiendo... Bueno, tu no te preocupes por este tipo de cosas –dijo Chuck mientras señalaba el panorama–, cuando eres un superhéroe suelen surgir algunos problemillas.
–¿Superhéroe?
–¡Claro! Perseguiste a un ladrón volando por toda La Ciudad y lo derrotaste ¿qué podrías ser si no? –Dicho esto le dio dos palmadas en la espalda a su amigo, y se encaminó a donde estaban todos discutiendo, a ver si conseguía sacar de allí vivos a sus pacíficos padres.
Culoquemado sonrió. Chuck siempre le subía la autoestima, era un experto en ello, aunque en determinadas ocasiones fuese un niño bastante puñetero. Acto seguido decidió parar la disputa. Dio un par de pasos hacia el frente y...
Y el sector izquierdo del escaparate de la tienda explotó.

*Por si sola daba el pego de adolescente adinerada, pero sus acompañantes la delataban. Son las cosas que tiene el vestir bien, para qué negarlo.

**Sin olvidarnos de los populares ''Reality Chows'', espacios magiavisivos que casi acompañaron desde el primer momento a este mágico invento.

sábado, 13 de agosto de 2011

BRODAS! 3ª Promo de la 2ª temporada

Antes de marchar os dejo la última promo de BRODAS!


Ahora si que sí, agur.

¡Go to the pueblo!

Pues nada queridos internautas, ya no nos veremos hasta finales de agosto. Why? Because the pueblo me llama. He de ir. Su reclamo es poderoso. Pero a la vez es oscuro. El pueblo es beneficioso en muchos sentidos, pero es terrorífico en muchos otros. Esos muchos otros se resumen a una sola cosa: ¡¡¡No hay interneeeeeeet!!! Como en Enjuto Mojamuto pero permanente. Así que nada, aprovecharé para desconectar, escribir de forma offline y desmembrar ranas. . . ¡Muajajajajaja!
Cuando vuelva volverán conmigo Culoquemado, los retos GW y alguna moñería más. Y quién sabe, quizás embadurne de pintura roja a mi familia y me monte un corto de zombies in a moment XDDDDDDD
Pues nada, con esto y un bizcocho, hasta finales de agostocho (rimaforzadaofcourse)

Os dejo como regalo de despedida un corto que me gustó mucho, para evitar que tengáis tentativas de suicidio xD
¡Aguuur! :)

jueves, 11 de agosto de 2011

EL RETO GUILDWORMS REMASTECHRED (REQUETERRETO)

Si ayer os traía un reto dificil pero pasable, hoy os traigo... ¡¡¡¡El Requeterreto!!!!
El Requeterreto consiste en lo siguiente: Os véis todos estos videos enteros sin adelantar ni nada. TODOS.







Creo que por hoy basta, aunque no sé yo... ¡Buena suerte! 

PD: También vale vérselos todos a la vez (en diferentes ventanas repartidas, solo que puede ser más dificil y no vale bajar el volumen).
PD2: Yo me los vi todos a la vez... Je... Je, je... Creo que he perdido la cabeza... Ji, ji... ¡¡JAJAJAJAJAJA!!!

miércoles, 10 de agosto de 2011

domingo, 7 de agosto de 2011

LA INCREIBLE PERO CIERTA HISTORIA DE CULOQUEMADO (V)

Sé que llevo prometiéndolo tiempo, pero también llevo unas semanas ajetreadillas cuanto menos. Pero hoy, por fin, hoy domingo 7 de agosto a las 21:05 de la noche, Culoquemado ha vuelto para seguir dando guerra. Y por mucho tiempo. Disfrutad del capítulo :D


LA INCREIBLE PERO CIERTA HISTORIA DE CULOQUEMADO (V)


Los habitantes de Ciudad tenían el privilegio de vivir en la ciudad con el nombre menos original que existía sobre la faz de la tierra. Popularmente a ese insulso sustantivo le solían añadir un artículodeterminadofemeninosingular que le daba cierto toque de magnificencia: La Ciudad. En las enciclopedias solía ser definida como un lugar absurdamente grande, demasiado poco avanzado tecnológicamente comparado con otras muchas ciudades de nombres más bonitos, gran generador de residuos contaminantes y con un alto contenido de corrupción, pobreza y fábricas de yogurt. Un lugar gris, siempre cubierto por un cielo gris, con habitantes extravagantes y grises donde los haya. Pero grises en cuanto al color de sus atuendos ya que, por dentro, eran de muchos otros colores. Sobretodo rojo-sangre.
En la Ciudad había ciertas actividades bien definidas que, tras el paso de los años, se habían estipulado oficialmente como actividades de ''ocio ciudadano''. Estas actividades estaban divididas por la O.E.O. (Organización Estamental del Ocio) en tres sectores. El ocio de los asquerosamente ricos (clase alta), el ocio de los ni-ricos-ni-pobres (clase media) y el ocio de los paupérrimos (clase baja). Todo bien separadito.
Por ejemplo, los ricos en sus parcelas, jardines privados, cotos de caza, etc. montaban divertidas a la par que eróticas partidas de paintball (en La Ciudad se conocía como 'Paintball' a las guerras de frutas exóticas y caras ya que las pistolas de pintura a base de aire comprimido eran consideradas un lujo innecesario*). Estas actividades de alto presupuesto dejaban los bares y cafeterías a la disposición de la clase media, la cual adoraba autovanagloriarse mediante cualquier tipo de batallita inventada. Era un deporte doble, ya que no contentos con quedar ellos como héroes, también era su deber hacer sentir al oyente su clara inferioridad. Y hablando de inferioridad llegamos, siguiendo el orden establecido, a los pobres (los ligerísimamente** más abundantes). Ellos se divertían o bueno, entretenían, atrapando palomas para su posterior cocción e ingesta y cazando botellas de Grog. Cazar es un término un tanto extravagante para hablar de seres inanimados, pero en los barrios más pobres de La Ciudad las chapas de dichas botellas se usaban como moneda de cambio y, al estar altamente cotizadas, la sangre corría a la hora de conseguir una de estas piezas de latón.
Y luego tenías por otro lado a los abundantes miembros de la pobreza ciudadana que carecían de moral y ética y se pasaban las leyes y normas del civismo por zonas no aptas para menores de edad. Esta gente tenía un deporte por excelencia (que incluso disponía de torneos oficiales): El Robo De Ricos. Eso molaba. Aunque era una actitud que la familia de Culoquemado no aprobaba en absoluto ya que ellos pertenecían al pequeño y noble sector honrado de la pobreza. Y ahora a Culoquemado le acababan de robar. A él. El día de su propio cumpleaños. Ahora sabía lo que se sentía... Y lo más triste es que ni siquiera era rico. 
 
La niebla había crecido consistentemente y la lluvia no amainaba, cosas muy comunes en La Ciudad, y Culoquemado estaba entrando por la puerta de su caravana. Dentro su madre se dedicaba a colocar debajo de las infinitas goteras aquellas cacerolas oxidadas que parcialmente poseían y su padre preparaba una cena muy rudimentaria pero especial, una cena de cumpleaños. Y, como de costumbre, su hermana no estaba.
Se sentaron en el suelo junto a la estufa y comenzaron el ''banquete''. Estaban muy felices de que a su hijo le hubiese ido tan bien su primer día de trabajo. O al menos eso es lo que Culoquemado les había dicho. Pese a su ''éxito'' ellos notaban que su hijo estaba raro, distante.
-Cariño, creo que ya es la hora -dijo la madre de Culoquemado a su esposo-, ¿no crees?
El hombre asintió y se levantó. En su camino a la zona que podemos calificar como ''la cocina'', cogió un par de cacerolas llenas, las vació, las volvió a colocar, volvió a la cocina y sacó algo de detrás de un trozo de cartón. Pero antes de que la vista del niño alcanzase a vislumbrar lo que era, una fuerte ventolera entró por la puerta y las velas se apagaron. De pronto, un cántico se inició en la oscuridad, y dos pequeñas llamas empezaron a brillar ahí por donde su padre estaba.
<<Cumpleaaaaños feeeeeeliiiiz...>>
Culoquemado estaba perplejo, su padre se acercaba más, acercando la luz, pero seguía sin ver casi nada. 
<<Cumpleaaaaños feeeeeeeliiiiiiiiz...>>
Cada vez más voces se unían al cántico. 
<<Te desééééaaaaamooooos tooooodooooos...>>
Su padre depositó sobre la mesa el objeto brillante... Era una tarta, una preciosa y riquísima tarta y, a la luz de las dos tenues velas podía vislumbrar junto a él a todos sus vecinos de los suburbios: los ancianos Kletcher, la pareja extranjeroindigentetullidolesbiana, el trío de locos pedigüeños y su querido amigo Chuck con sus padres.
<<Cumpleaaaaaaaños feeeeeeeeeeeeeeeeliiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiz.>>
El público estaba espectante y Culoquemado no tenía palabras. No las necesitaba, solo tenía que soplar y para cuando se quiso acordar la vela goteaba sobre el pastel. Sopló y las luces se encendieron. Todos aplaudían y se precipitaban a darle dos besos de recién cumpleañeado. Todo era tan bonito... Ahora sí que no tenía ni idea de que decir.
PUM
La puerta se abrió de una patada y, tras ella, entró como un suspiro la hermana de Culoquemado.
-¡Tú! -dijo apuntando a Culoquemado de un modo acusador mientras jadeaba- ¡Tú! ¡Tú! ¡TU! ¡Has salido en las noticias! ¡Puedes volar! 
-¿Puede volar? -dijeron todos los presentes a coro menos Culoquemado y la hermana acusadora!
-¡Sí! ¡Y también se le incendia el culo! ¡Y ha noqueado a un ladrón!
Culoquemado suspiró aliviado. Ya no tenía por qué decir nada.

*Pese a su poder adquisitivo todo rico tira a la tacañería. 
**En La Ciudad cuando se dice que algo es Ligerísimamente significa que es todo lo contrario.

CONTINUARÁ

miércoles, 3 de agosto de 2011

'Cuanto Cabrón' y su política de touchballing

Hacia tiempo que no escribía ¡pero he retornado! Esta noche subiré un capítulo especial de Culoquemado pero ahora procederé a centrarme en otro tema. Ayer mismo Pedro me dio una idea muy tech para publicitar 'BRODAS!'. La idea se fundamentaba en el hecho de que todos los videos de youtube que salían fotografiados en una viñeta de la famosa página de viñetas y memes interneteros, Cuanto Cabrón, sufrían una subida de visitas de las que hacen época. Analizando el hecho, nos pusimos manos a la obra y mientras él jugaba a la 3DS con mi hermano pequeño yo me curraba una maldita viñeta (¬¬'). Y fui original, no quise cantear la intención primaria de publicitar el video y escondí dicha intención en el fondo de una viñeta graciosa con personajes inventados (y no los típicos Fuckencia, Fuckencion, Trollencia y Trollencio). El resultado es el siguiente:


Pues nada, el caso es que sí, estáis en lo cierto, nuestros amigos de CC no se han dignado a publicárnosla... ¿Tan obios hemos sido? ¿Se nos ve el plumero? habrá que crear muchas más y seguir mandándolas. Todo por el bien del futuro de 'BRODAS!', por la ampliación de los espectadores y por Chuck Norris (xD). Mientras tanto, las acepten o no, aquí se queda ya creada una nueva sección: Las Viñetas de Katiuska y Eustebio.